El doble escudo.


Cuando hablamos de tuneladoras, al público en general todas le parecen iguales. Pero hay una gran diferencia entre las tuneladoras si se utilizan para excavaciones en suelos o rocas.

En las tuneladoras en suelos, es el EPB (Earth Pressure Balance) la que se impone. Son además las más conocidas en España, ya que son las que trabajaron en la M-30 o en las líneas de Metro de Madrid, Barcelona o Sevilla, mientras que en roca los topos abiertos y los dobles escudos se reparten como máquinas predominantes.

Quiero centrarme en éstos últimos, pero, yendo al meollo de la cuestión… ¿Cuál es la ventaja evolutiva de los dobles escudos? Principalmente su versatilidad para todo tipo de rocas y su capacidad de obtener grandes rendimientos y de salir rápidamente de un riesgo de atrapamiento.

El doble escudo suele ser una máquina telescópica articulada en dos piezas que proporciona un sostenimiento continuo del terreno durante el avance del túnel.

Las distintas posibilidades de trabajo que ofrecen los dobles escudos permiten conseguir unos rendimientos próximos a los de los topos, que los escudos para roca dura no podrían conseguir. Esta máquina está especialmente indicada para construir túneles de gran longitud en los que se prevé que la excavación atraviese terrenos de distinta naturaleza.

Las partes en la que se divide esta máquina serían las siguientes:

La cabeza de corte accionada mediante motores eléctricos con una potencia instalada de unos 5 MW que mediante variadores de frecuencia permiten el control de los parámetros de giro y par. En la cabeza están ubicados los cortadores de disco recambiables desde el interior.

Adicionalmente hay cortadores ubicados en el perímetro de la rueda de corte que permiten la sobreexcavación de la sección de avance.

El escudo principal o delantero es en el que se alojan los grippers auxiliares o estabilizadores y la cabeza de corte y su accionamiento, siendo este escudo la parte móvil de la máquina durante su funcionamiento como doble escudo.

El escudo telescópico es el que permite el movimiento relativo entre los escudos, posibilitando el trabajo como doble escudo.

El escudo de grippers o trasero es donde se alojan los grippers y cilindros auxiliares, así como el erector de dovelas, controlado por control remoto, con un sistema de agarre de dovelas bien por vacío o bien mediante pin, que permite el ensamblaje de los anillos.

Los cilindros principales unen ambos escudos y proporcionan un empuje máximo variable dependiente del tipo de terreno y del diámetro de excavación, con una velocidad máxima de extensión de 120 mm/m.

A continuación de la tuneladora, y enganchado a ella, se encuentra el backup, compuesto por una serie de plataformas ensambladas entre sí, que se desplazan sobre la dovela base arrastradas por la máquina, y que albergan todas las instalaciones auxiliares necesarias para el funcionamiento de la tuneladora, como son la cabina de mandos, transformadores, casetas de cables y ventilación, depósitos y equipos de impulsión hidráulica de grava e inyección de mortero, lechada, bentonita y polímeros, etc.

También alberga la cinta de evacuación de material excavado capaz de transportar hasta 1500 t/h, a una velocidad máxima de 3,2 m/s. La longitud total del conjunto escudo-backup supera los 110 m.

Advertisements

Leave a comment

Filed under Tunelling design

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s